• Partidos, colectivos sociales y ciudadanía en general se citan de nuevo para el mes de enero con el fin de definir las características de la confluencia.
  • Podemos rechaza participar en el proceso público de diálogo con la ciudadanía y cita únicamente a partidos a una reunión de despacho en el Ayuntamiento.

[13/12/2018]. El Instituto de Estudios Portuarios se ha quedado pequeño para acoger esta tarde el «Diálogo ciudadano por la confluencia» convocado por Málaga Ahora. El objetivo del encuentro era explorar la voluntad real y las posibilidades de construir una confluencia ciudadana de cara a las próximas elecciones municipales, previstas para el 26 de mayo. A la cita ha acudido una nutrida representación de los partidos de la izquierda malagueña, desde la propia Málaga Ahora hasta Izquierda Unida, pasando por Equo, Andalucía por Sí o Iniciativa del Pueblo Andaluz.

El mensaje de todos ellos ha sido unánime: después de las elecciones andaluzas ha llegado el momento de construir «una confluencia sin purismos» (en palabras del portavoz de IU), «controlada por personas y no por una mesa camilla de partidos» (Equo) y en la que «un código ético estricto y metodológico garantice la diversidad» (Málaga Ahora). Esta última formación ha abogado por la generosidad y la flexibilidad: «No tenemos ninguna condición respecto a la “marca” con la que concurrir o la fórmula jurídica, lo importante es el funcionamiento interno», ha asegurado uno de sus portavoces.

Han sido también numerosos los colectivos sociales que ha intervenido en la misma línea: desde la PAH a grupos vecinales de Campanillas, así como organizaciones ecologistas y por la salvaguarda del patrimonio. Todos ellos han abogado por «centrarnos en la ciudad, y no en el reparto de concejales e intereses de partido». El mensaje ha sido repetido invariablemente por todas las personas que, a título personal, han tomado parte en el diálogo.

Llamativa ha sido la ausencia de Podemos, que esta misma mañana enviaba un correo a Málaga Ahora para rechazar participar en este diálogo público y abierto con la ciudadanía. En cambio, a través de un comunicado, Podemos ha preferido la opción de «una reunión en el Ayuntamiento de Málaga» únicamente entre algunos partidos, lo que ha suscitado airadas intervenciones de distintos miembros de la formación, en claro desacuerdo con la dirección.

El encuentro ha finalizado con la convocatoria de una nueva cita para principios de año, cuya fecha exacta será comunicad próximamente, en la que comenzar a definir las características de esa confluencia.